El mundillo de los proyectos audiovisuales tiene un problema muy serio.

En la mayoría de las ocasiones se convierte en un puzzle donde no puedes ver todas las piezas en conjunto hasta etapas finales. Si alguna pieza no funciona correctamente, el proyecto se verá afectado. Cuanto más tiempo tardes en descubrir qué piezas no funcionan, más tiempo perderás solucionándola.

El tiempo cuesta mucho dinero en esta profesión.

Por esto, existe en el departamento gráfico una profesión enfocada a solucionar este problema de forma rápida y creativa: el concept artist.

Los concept art son ilustraciones, bocetos o modelados realizados de forma rápida. No se busca la calidad visual sino la conceptual.

Utilidades del concept art

Se usa en todo tipo de proyectos audiovisuales, como películas, animación, cómics, videojuegos, e incluso publicidad o diseño de moda. Nacen de una necesidad de ver previamente un elemento y comprobar en una fase temprana si la idea es buena.

Otra utilidad es poder plasmar visualmente conceptos, ideas y diseños que, sólo con descripción escrita puede dar lugar a error.

El artista de concepto genera opciones que pueden ser vistas en una fase temprana del proyecto. Los diseños se van seleccionando o descartando, hasta conseguir un diseño definitivo, que será usado en las fases posteriores del proyecto.

Además, en empresas grandes, estos concept art sirven para mostrar una previsualización del proyecto a equipos financieros y directivos.

Otro uso convencional del concept art es su uso promocional una vez finalizado el proyecto. Muchos concepts son realizados en las últimas fases de desarrollo, desde cero o retocados. Su objetivo no es el mencionado en párrafos anteriores, sino que son realizados con una vista comercial.

Beneficios del concept art

Si quieres trabajar como artista digital en el sector del concept art, tienes que ser consciente de tu rol. Porqué estás ahí y que esperan e ti. Comprender cómo estás ayudando a tu equipo.

De esta forma podrás enfocarte con todas tus fuerzas en cumplir estos objetivos y actuarás como un completo profesional.

Ayudan a previsualizar conceptos

¿Alguna vez te ha pasado que lees una descripción de un personaje en un libro y tu lo acabas visualizando de forma diferente?

Ahora imagínate todos los miembros de un equipo con sus experiencias personales y su complejidad. Si cada uno se pone a trabajar en el proyecto con la imagen mental que tienen de ese personaje, se va a formar un popurrí inconexo del que no va a salir nada bueno.

Y si hablamos de conceptos más complejos como maquinaria o elementos funcionales, ya apaga y vámonos.

¡Para esto existe la preproducción, las hojas de diseño y el concept artist!

Gracias a los concept arts se va formando una idea global de la apariencia del personaje, para que todos los miembros del equipo puedan trabajar en armonía.

Evitan malas decisiones que obligan que vuelvas hacia atrás y tirar trabajo a la basura

Las ideas son todas buenas hasta que se plasman en un proyecto. Un proyecto debe ser coherente en si mismo y no todas las buenas ideas lo son estando juntas.

Y el momento en el que te preguntas, “¿pero en que diablos estaba pensando?” suele suceder cuando lo ves todo junto, y ya finalizado el proceso de producción.

En este momento tienes que tomar una decisión cruda: o lo dejas tal cual así y que pas elo que tenga que pasar, o retrasar todo el proceso por solucionar esa pieza del proyecto.
¿Y porqué no previsualizarlo al inicio del todo y darte cuenta rápidamente de ello? Los concept art sirven para previsualizar estas gloriosas ideas y poder evitar cuanto antes la catástrofe.

Opción a elegir “rutas visuales” de forma eficaz y seleccionar la más adecuada para el proyecto

Una ruta visual es, a grandes rasgos, es un conjunto de características que hacen coherente un elemento en si mismo.

Las rutas visuales es que todas las decisiones de estilo “vayan de la mano” para que el elemento a diseñar tenga coherencia.

Si estás diseñando a un enemigo que es un “pandillero peligroso”, existen muchas rutas visuales, algunas más normales que otras. Si has visto, The Warriors, Akira o Air Gear sabrás a que me refiero (y si no, ¡te las recomiendo mucho!).

Es probable que usando la imaginación no puedas decidir si una ruta visual es mejor que otra. Por este motivo es buena idea usar concepts previos a tomar una decisión.

Dan ideas que nunca hubieran salido por la falta de tiempo.

El día a día de un estudio que está realizando un proyecto es como un hamster encafeinado. ¡No hay tiempo para explicaciones!

Apenas tienes tiempo para respirar, lo vas a tener para hacer diez diseño superdetallados de un personaje. Peeero, si realizas concept arts rápidos, puedes hacer unos diseños previos a gran velocidad. Esto te permite llegar a ideas bizarras que hubieras descartado por falta de tiempo.

En ocasiones cuando diseñas, pasa como con la ropa: el pantalón que más hortera y bizarro parece en la percha es el que queda mejor una vez puesto.

Por este motivo, si te da tiempo a crear todas las opciones posibles, con rapidez, tendrás más ideas de donde elegir.

Ahorran dinero al estudio

Por toda esta lista de beneficios, el beneficio final es obvio. Si ganas tiempo, y tomas mejores decisiones, evitas errores y todo el proyecto tiene coherencia...

¡El estudio ganará más dinero con el proyecto! Se ahorrarán dinero y al lanzar el proyecto la calidad mejorará y podrán conseguir más ingresos. Win-win.

¿Quieres ganar velocidad como concept artist?

CUATRO TRUCOS PARA DIBUJAR MÁS RÁPIDO EN DIGITAL

tablet-pdf-artistate2

Aprende técnicas para trabajar a toda velocidad usando cualquier programa de diseño e ilustración.

Introduce tus datos para descargar esta guía PDF

* indicates required

AVISO: Al darte de alta, también recibirás mensajes y ofertas exclusivas de vez en cuando.

  • Tus datos están 100% seguros y no serán compartidos con nadie ¡NUNCA! Puedes darte de baja en 1 sólo clic, en cualquier momento.

A mi me gusta mucho el concept art y, me gustaría saber tu opinión.

¿Te interesa el concept art?

¡Gracias por leerme! Si te ha gustado este artículo y no quieres perderte los siguientes, subscríbete a mi lista de correo. ¡Tendrás un regalo nada más subscribirte!